El río Órbigo, famosísimo, por las sangrientas batallas de que fue testigo entre castellanos y musulmanes, en cuyas riberas, valles y cañadas de sus afluentes de la derecha rebosa de vida, la abundancia y la animación, aglomerándose las villas y las aldeas, que semeja la más elocuente antítesis de la naturaleza hermosa, prodigando con igual modo la fecundidad y la muerte. J. Bissó, 1874.

Nace el río Órbigo de la unión de las frías aguas de las montañas de Omaña y las de Luna, con el vigor propio de los ríos que dan la vida a las tierras que atraviesan, ofreciendo su agua a los campos y las gentes. Desde el inicio de su travesía en Villarroquel hasta su llegada a Veguellina de Órbigo, el río baña una fértil ribera en la que los diferentes cultivos se suceden intercalados.

Se ha construído una pasarela peatonal sobre el río, que une las localidades de Cimanes del Tejar con Llamas y Llamas de la Ribera. La pasarela está construída a la altura del parque público de Cimanes.

Crece, con carácter propio, el lúpulo, planta trepadora utilizada por la industria cervecera. Los cultivos se disponen en llamativos postes inclinados y unidos por alambres en los que se entrelaza el lúpulo mientras crece.

En función de la época del año en que se visite esta zona, se podrán observar sus distintas etapas de crecimiento junto con su esfuerzo por llegar a lo más alto de estas peculiares estructuras. Cabe destacar que es una de las áreas de mayor producción de lúpulo de toda la Península. Habrá dejado atrás el agua a Cimanes del Tejar, Llamas de la Ribera, Quintanilla de Sollamas, cuando en Villanueva de Carrizo atraviese el puente de hierro de sorprendente diseño que lo une con Carrizo de la Ribera. En Carrizo, el monasterio Cisterciense de Santa María de Carrizo, edificado en el siglo XII, agradecerá una parada interesada del visitante. Poco más al sur, siguiendo el discurrir del Órbigo, se llega a Santa María del Rey donde un largo puente permite contemplar el agua ya tranquila y retenida en el famoso “Balsón”, que alimentará a un sin fin de canales de regadío como fuente de vida agrícola. Sin duda, el más famoso de esto canales es la Presa Cerrajera, construida durante la presencia árabe en la península como fruto de una historia de amor de épocas pasadas. Más adelante en su recorrido, en Hospital de Órbigo, se encuentran dos viejos conocidos: el Camino de Santiago y los infatigables caminantes. Aquí, desde antaño, en sus aguas, miles de peregrinos han saciado su sed, en su larga travesía a Compostela.

Create Account



Log In Your Account